lunes, 14 de octubre de 2013

Kajelo - El baile

Ilustración de Moisés Aguilar
en "Danzas y Bailes del Altiplano"
El Qajhelo deriva de la voz aymara Qajho, que significa muy joven o adolescente. Se dice qajho huayna para expresar muy joven. Y como este baile es de la juventud, su denominación de qajhelo es muy concreta y significativa. Es el baile del amor, el baile romántico y alegre que expresa hondos sentimientos de juventud.

El Escenario
 
Se realiza en cualquier lugar en que hay oportunidad para hacer libaciones que rompan la cáscara del hermetismo sicológico del hombre del altiplano. Por su escenario, esta ubicado en la zona cordillerana de la región occidental, en las partes altas de la provincia de Puno y Chucuito.

Más específicamente, se ve en los distritos de Pichacani, Acora y Santa Rosa de Juli. Por tanto su escenario, visto con lente panorámico es una pampa, una quebrada, una rinconada al pie del picacho, cubierto de los perfumes del trébol y la grama, bordeando los pajonales con el telón de fondo de cerros nevados, cordilleras encrespadas y picos escabrosos bajo el dombo azul de un cielo maravilloso por donde surca el sol rutilante de los días.

En ninguna fiesta patronal se ha  visto la presencia del Qajhelo; sin embargo, al terminar cada día de fiesta, cuando las gentes campesinas que ha acudido como público, se asilan en las tienditas del poblado donde se vende alcohol y coca entonces alguno de los presente, al calor de las copas de alcohol terciado con cola saca el charango y comienza a tocar. Los primeros en bailar son el hualaycho y la linlicha, por ser los mas jóvenes. Bailan hasta altas horas de la noche, a veces hasta el amanecer, ya que en los poblachos no hay alojamiento para el publico.

Su descripción

El varón, el hualaycho maduro o qarabota, cuyo ropaje característico es saco y pantalón de grueso cordellate negro, con polainas en ambas piernas hasta los muslos, calzados de suela de gruesa como suecos, pero en forma puntiaguada, chullo color entero, rojo o verde y sombrero de lana de oveja a la pedrada, con el ala levantada adelante. Completa su atuendo un poncho amplio de alpaca gris, negro o blanco, a veces de color vicuña, chal grueso y largo que hace juego con el poncho y un zurriago terciado al hombro y la cadera.

Las mujeres llevan blusa y un amplio chal de lana que les cubre la cabeza y usan sombrero de copa redonda y falda volteada, rebozo que hace juego con la pollera y que cubre la espalda hasta la cintura y un atado de lujosa lliclla de colores, tejida en Juli. Ella no lleva calzados. de modo general, las mujeres del altiplano no llevan calzados ni ojotas, estas son prendas del varón.

El músico, que toca el charango, es el mismo qarabotas, solo en ciertas ocasiones otra persona.
 
Su ejecución

En una actitud emocionante de galantería hecha reto amoroso, en que la moza hace derroche de gracia sutil y donaire y el mozo, trata de demostrar su mayor virilidad, la pareja baila, al son del Qhajelo que también es género musical.

El baile en sus comienzos, es de movimientos enérgicos y rudos en el hombre y graciosamente suaves en la mujer. En seguido la energía del compás masculino domina los movimientos de la mujer, es decir el hombre impone su dinámica y la mujer se somete derrochando sonrisas íntimas pero perceptibles, como subyugada y orgullosa de bailar en los brazos de su hualaycho o qarabotas, fuerte domador de montañas y punas frías y bravías. Culmina a lo largo de horas en que el candor amoroso se trueca en fuerte impulso y la atracción espiritual es dominanada por el instinto.

Las figuras


En ciertas versiones contemporáneas, el
raptado es el qarabotas (Foto)
En el desenvolvimiento del baile se armonizan tres figuras espectaculares en las que se percibe la alegría interior de los bailarines.

En la primera parte en que el hualaycho y la linlicha bailan sueltos, ponen en juego toda la plasticidad de sus cuerpos conmovidos por el amor, en forma autónoma y absolutamente libre, Pasos enérgicos , contorsiones donairosas , vueltas y actitudes de desafío que se perciben  en el rozamiento de cuerpos, hombros y caderas, que se suceden.

Luego los bailarines se cogen de las manos con los brazos entrelazados hacia atrás, Y así con los cuerpos pegados y confundidos en movimientos perfectamente sincronizados, dan vueltas y revueltas sin desprenderse, se agachan hacia atrás y hacia adelante o se enderezan zizagueantes.

Finalmente se sueltan y el hulaycho envuelve la cintura de linclicha con el látigo que lleva, el mismo con que ha tendido a cuantos rivales o ha reducido al ganado, y dándole fuertes tirones, sin perder el compas, la rapta. Se supone que la lleva a su distante y oculta guarida sobre la grupa de su caballo Chojchi, alazán o tordillo.

(Tomado de "Danzas y Bailes del Altiplano", (1981) de José Portugal Catacora)

4 comentarios:

  1. Lo mejor de Pichaca Lraqueri... de un tiempo a esta parte va mejorando con la realización del festival, donde participan mas 20 agrupaciones del distrito de Pichacani Laraqueri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es lo mejor de Pichacani Laraqueri la danza kajelo. Pero no estoy de acuerdo con los comentarios que estilan los autores como José Portugal C. él dice: qajho huayna para expresar muy joven. Esto no es así, si qajho es joven y huayna también es joven por tanto no es correcto traducir como muy joven, más bien es joven cuando dice qajho ó huayna cualquiera de ellos. otro, no solamente bailan jóvenes sino jente de toda edad, jovenes, casados, etc. Finalmente, no son enamorados los que danzan, pero es parte de la alegría ser románticos, pero no siempre enamorando. entonces los calificativos se extienden más allá de sus imaginaciones.

      Eliminar
    2. Bueno, es lo mejor de Pichacani Laraqueri la danza kajelo. Pero no estoy de acuerdo con los comentarios que estilan los autores como José Portugal C. él dice: qajho huayna para expresar muy joven. Esto no es así, si qajho es joven y huayna también es joven por tanto no es correcto traducir como muy joven, más bien es joven cuando dice qajho ó huayna cualquiera de ellos. otro, no solamente bailan jóvenes sino jente de toda edad, jovenes, casados, etc. Finalmente, no son enamorados los que danzan, pero es parte de la alegría ser románticos, pero no siempre enamorando. entonces los calificativos se extienden más allá de sus imaginaciones.

      Eliminar
    3. Gracias por sus comentarios, hay que tener en cuenta que las danzas cambian con el tiempo, Portugal Catacora escribe sobre lo que conoció en la primera mitad del siglo XX.

      Eliminar